¿Qué receta buscamos hoy?

7 trucos para preparar comidas en grandes cantidades y congelarlas

7 trucos para preparar comidas en grandes cantidades y congelarlas

¿Te gustaría ahorrar tiempo y dinero en la cocina? ¿Quieres tener siempre a mano platos deliciosos y saludables que solo tienes que calentar y disfrutar? Entonces te interesa conocer estos 7 trucos para preparar comidas en grandes cantidades y congelarlas. Así podrás aprovechar las ofertas, los productos de temporada y los días que tengas más ganas de cocinar.

7 trucos para preparar comidas en grandes cantidades y congelarlas

7 trucos para preparar comidas en grandes cantidades y congelarlas

1. Elige recetas que se congelen bien.

No todos los alimentos aguantan igual de bien el proceso de congelación y descongelación. Algunos pierden textura, sabor o nutrientes. Por eso, es importante que elijas recetas que se conserven bien en el congelador. Algunos ejemplos son: las sopas, los guisos, las croquetas, las albóndigas, las empanadas, las pizzas, las lasañas, los pasteles salados, los bizcochos, los muffins, etc.

Te proponemos estas recetas7 trucos para cocinar con menos azúcar7 trucos para cocinar con menos azúcar

2. Usa recipientes adecuados.

A la hora de congelar tus comidas, es fundamental que uses recipientes que cierren bien y que eviten la entrada de aire y la formación de cristales de hielo. Puedes usar tuppers de plástico o vidrio, bolsas de congelación con cierre hermético o papel de aluminio. Procura que los recipientes se ajusten al tamaño de la porción que vas a congelar, para ocupar menos espacio y evitar el desperdicio.

3. Etiqueta tus comidas.

Para evitar confusiones y saber qué hay en cada recipiente, es muy útil que etiquetes tus comidas con el nombre de la receta, la fecha de elaboración y la fecha de caducidad. Así podrás controlar mejor lo que tienes en el congelador y consumirlo antes de que se estropee. Recuerda que el tiempo máximo de conservación varía según el tipo de alimento: las carnes pueden durar hasta un año, los pescados hasta seis meses, las verduras hasta cuatro meses y los lácteos hasta dos meses.

4. Congela en porciones individuales o familiares.

Una buena forma de optimizar el espacio y facilitar el consumo es congelar tus comidas en porciones individuales o familiares, según tus necesidades. De esta manera, solo tendrás que sacar del congelador lo que vayas a comer y evitarás tener que descongelar todo el recipiente. Además, podrás combinar diferentes platos y crear menús variados y equilibrados.

Te proponemos estas recetas7 trucos para cocinar sin ensuciar tu cocina7 trucos para cocinar sin ensuciar tu cocina

5. Deja enfriar antes de congelar.

Un error muy común es meter la comida caliente o templada en el congelador. Esto puede alterar la temperatura del electrodoméstico y favorecer el crecimiento de bacterias. Por eso, es importante que dejes enfriar la comida a temperatura ambiente antes de introducirla en el congelador. Eso sí, no la dejes más de dos horas fuera del frigorífico, ya que podría estropearse.

6. Descongela correctamente.

Para disfrutar al máximo de tus comidas congeladas, es esencial que las descongeles correctamente. Lo ideal es sacarlas del congelador la noche anterior y dejarlas en la nevera hasta el momento de consumirlas. Así se descongelarán lentamente y conservarán mejor su textura y sabor. Si tienes prisa, puedes usar el microondas o el horno en modo descongelación, pero ten cuidado de no cocinar demasiado la comida.

7. Calienta bien antes de comer.

El último paso para saborear tus comidas congeladas es calentarlas bien antes de comerlas. Puedes usar el microondas, el horno o una sartén, según el tipo de plato. Lo importante es que la comida alcance una temperatura alta (al menos 70°C) para eliminar posibles microorganismos y evitar intoxicaciones alimentarias.

Te proponemos estas recetas9 trucos para hacer que tus platos sean más apetitosos9 trucos para hacer que tus platos sean más apetitosos

Con estos 7 trucos para preparar comidas en grandes cantidades y congelarlas, podrás ahorrar tiempo y dinero en la cocina, sin renunciar al sabor ni a la calidad de tus platos. Además, tendrás siempre a mano opciones saludables para comer bien sin complicarte la vida. ¿A qué esperas para ponerlos en práctica?

Alicia

Me gusta cocinar platos sencillos, recetas de mi madre, propuestas fáciles que en casa tomen con alegría. Un domingo de invierno sin hornear pan y magdalenas, no es domingo para mi, me relaja, además mis niños lo disfrutan después.

Te pueden interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir