¿Qué receta buscamos hoy?

Cómo ahorrar tiempo con un robot amasador

Empecemos por lo primero, un robot amasador tiene la forma de una batidora de pie fijo pero su potencia es mayor y sus paletas están cuidadosamente diseñadas de forma tal que uno puede realizar todo tipo de amasado de forma automática y sin ensuciarse las manos.

Para quienes cocinan grandes cantidades es fundamental, la energía que se ahorra, mental y física, teniendo algo que amasa el pan o la pizza en vez de sus propias manos no se puede medir. Incluso, si antes te costaba tomar la iniciativa de ponerte a cocinar en serio, esta herramienta viene a colmar tu pesar y superar tus expectativas.

En esta review, te explicaré cómo comprar un robot amasador, de forma tal que ahorrarás tiempo. Las manos ya no están agotadas, sino dispuestas a seguir y seguir.

Adecuarse a los avances del mercado siempre será una forma de estar a la vanguardia.

¿CÓMO AHORRAR TIEMPO?

Para ahorrar tiempo en la confección de tus panes y masas es importante que gastes un poco de él para informarte sobre los diferentes modelos de robots amasadores que ofrece el mercado

Es primordial que emplees uno que se adecue a tus necesidades. De esta forma, le sacarás un mayor provecho a sus características y a tus recetas. Ahora bien, te preguntarás:

¿QUÉ TENER EN CUENTA AL MOMENTO DE COMPRAR UN ROBOT AMASADOR?

  1. POTENCIA

Hay dos casos en los que empleamos amasadoras. Un caso es el de quienes comprar una amasadora para usar en casa, si somos de cocinar bastante, pero no para la venta o distribución. El otro caso comprende a quienes llevan adelante un emprendimiento y necesitan un producto de corte profesional.

La potencia dependerá de estos usos. Se comercializan con una potencia a partir de los 200 W, pero esta primera gama que va hasta los 300 W es muy inestable y puede averiarse rápido.

Aconsejamos que para uso doméstico elijas un producto que emplee entre 300 W  y 500W. Luego, si piensas utilizar para fabricar masa en serie, la medida recomendable es aquella que tiene como mínimo 500W de capacidad.

Luego, está la línea de 1000W que utilizan en reposterías y restaurantes.

  1. TAMAÑO Y CAPACIDAD

El diseño de la amasadora dependerá de la potencia. Por lo que todos los conceptos que vamos trabajando están bien relacionados entre sí. A medida que los moldes tienen mayor capacidad, va a ser mayor tanto su tamaño como su peso.

Como valor de referencia, indicamos que la capacidad mínima suele ser de 2 litros. Este valor se extiende hasta los 6 litros, que ya dan cuenta de una medida más considerable. Como forma de orientarte, puedo comentar que 6 litros equivales a 2 kilos netos de masa.

  1. VELOCIDAD

Es una medida importante ya que gracias a ella realizará distintos movimientos. Si sacamos una cuenta general, podemos señalas que los equipos suelen contar con un valor que va de 3 a 16 velocidades.

A medida que las características se acercan al terreno profesional, se añaden las funciones y se agrega la posibilidad de elegir entre más velocidades.

  1. PRECIO

Un rango muy amplio de precios caracteriza su disponibilidad en el mercado, entre 50 euros y hasta 400. Claro está que estas cifras son indicios de algo, es decir, de que los productos son muy diferentes entre sí. Hay páginas que las puedes encontrar económicas y ordenadas por calidad y precio como https://licuadorasybatidos.com/batidoras/amasadoras/ . Tan solo echa un vistazo y verás que fácil encuentras la indicada.

 

La forma de tomar una mejor decisión es que investigues sobre las funcionalidades de cada una y sus características en comparativa. Muchas veces, los precios que parecen ser más bajos terminan resultando en malas decisiones que a la larga nos cuestan dinero.

  1. ACCESORIOS

Los equipos cuentan con una gran variedad de accesorios. Ya sean cortadores, picadores, exprimidores, heladeras o ralladores. Cada uno reemplaza un equipo que podríamos tener que comprar por separado, por lo que si tenemos como objetivo tener un set de cocina completo, conviene adquirir un producto que integre varias tecnologías.

Una vez que hemos analizado las variables de compra, presentamos un comodín que resulta en muchos casos decisivo para la decisión. Hablamos del ruido, el sonido que hace el equipo mientras mezcla, que muchas veces puede resultar irritante, sobretodo en casas de familia con mucho espacio.

Ante esta problemática, conviene buscar diseños que estén fabricados con motor a prueba de sonidos molestos. Esta funcionalidad estará detallada en el manual de instrucciones.

Te pueden interesar:

    16 ¿Quieres comentar la receta?

  1. Mayte dice:

    Mira por donde me quiero comprar uno así que gracias

    1. Alicia dice:

      Me alegro que te venga bien la información.

  2. Son una ayuda realmente buena en la cocina. Muchas gracias por el artículo

    1. Alicia dice:

      Son un gran ayuda sí.

  3. Un artículo muy útil. La verdad es que estos aparatos te facilitan mucho la vida.

    1. Alicia dice:

      Ya no sabría vivir sin ellos.

  4. Rocio dice:

    Qur buen post . Gracias por toda la info

    1. Alicia dice:

      Me alegro que te guste.

  5. Virginia dice:

    Partidaria de los utensilios q nos hace agilizar el tiempo👏😉

  6. Fantástico el post. A mí me quitan mucho trabajo. Me encantan. Bss.

    1. Alicia dice:

      Es que ayudan mucho sí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir