¿Qué receta buscamos hoy?

Propiedades y beneficios de la carne de pollo

Propiedades y beneficios de la carne de pollo

La carne de pollo es una de las más consumidas en el mundo, y no es para menos, ya que tiene muchas propiedades y beneficios para la salud. En este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre este alimento tan versátil y delicioso.

Propiedades y beneficios de la carne de pollo

¿Qué es la carne de pollo?

La carne de pollo es el tejido muscular que se obtiene de las aves domésticas de la especie Gallus gallus domesticus, que se crían principalmente para la producción de huevos y carne. La carne de pollo se puede clasificar según la edad del animal, el tipo de alimentación, el método de cría y el corte o pieza que se consume.

Te proponemos estas recetasLas mejores frutas de inviernoLas mejores frutas de invierno

Según la edad, se distinguen los siguientes tipos de carne de pollo:

  • Pollo o pollito: es el más joven, con menos de 2 meses de vida y un peso entre 800 y 1500 gramos. Su carne es tierna, blanca y con poca grasa.
  • Poularda: es una hembra castrada que se sacrifica entre los 4 y 6 meses de vida y tiene un peso entre 2 y 3 kilos. Su carne es más jugosa y sabrosa que la del pollo.
  • Capón: es un macho castrado que se sacrifica entre los 6 y 8 meses de vida y tiene un peso entre 3 y 5 kilos. Su carne es muy tierna, grasa y aromática.
  • Gallina: es una hembra adulta que se sacrifica después de los 10 meses de vida y tiene un peso entre 1,5 y 3 kilos. Su carne es dura, oscura y con mucho sabor.

Según el tipo de alimentación, se pueden diferenciar los siguientes tipos de carne de pollo:

  • Pollo convencional: es el que se alimenta con piensos compuestos por cereales, leguminosas, oleaginosas y subproductos animales. Su carne tiene un color amarillento debido al maíz que consume.
  • Pollo ecológico: es el que se alimenta con piensos ecológicos certificados, sin transgénicos ni subproductos animales. Su carne tiene un color más claro y un sabor más natural.
  • Pollo campero: es el que se cría al aire libre, con acceso a pastos naturales y una alimentación variada. Su carne tiene un color rosado y un sabor más intenso.

Según el método de cría, se pueden distinguir los siguientes tipos de carne de pollo:

  • Pollo industrial: es el que se cría en granjas intensivas, con alta densidad de animales por metro cuadrado, sin luz natural ni ventilación adecuada. Su carne puede contener residuos de antibióticos, hormonas y otros aditivos.
  • Pollo artesanal: es el que se cría en granjas familiares o pequeñas cooperativas, con condiciones más respetuosas con el bienestar animal. Su carne tiene una mayor calidad sanitaria y nutricional.

Según el corte o pieza, se pueden identificar las siguientes partes de la carne de pollo:

  • Pechuga: es la parte más magra y tierna del pollo, ideal para hacer a la plancha, al horno o en salsa.
  • Muslo: es la parte más jugosa y sabrosa del pollo, perfecta para guisar, asar o freír.
  • Contramuslo: es la parte posterior del muslo, con más grasa y hueso que el anterior. Se puede cocinar de la misma forma que el muslo.
  • Alas: son las extremidades superiores del pollo, con mucha piel y poco músculo. Se suelen hacer fritas, al horno o a la barbacoa.
  • Pata: es la extremidad inferior del pollo, con mucha piel, hueso y cartílago. Se suele usar para hacer caldo o cocido.
  • Hígado: es el órgano interno del pollo, rico en hierro y vitaminas. Se puede hacer a la plancha, encebollado o en paté.
  • Mollejas: son las glándulas salivales del pollo, con una textura suave y un sabor delicado. Se pueden hacer fritas, rebozadas o en salsa.

¿Qué propiedades tiene la carne de pollo?

  • La carne de pollo tiene muchas propiedades nutricionales que la hacen muy beneficiosa para la salud. Entre ellas, se pueden destacar las siguientes:
  • Es una fuente de proteínas de alto valor biológico, es decir, que contienen todos los aminoácidos esenciales que el organismo no puede sintetizar por sí mismo. Las proteínas son fundamentales para el crecimiento, el mantenimiento y la reparación de los tejidos corporales, así como para la formación de enzimas, hormonas y anticuerpos.
  • Es baja en grasa, sobre todo si se consume sin piel y se eligen las partes más magras, como la pechuga. La grasa del pollo es mayoritariamente insaturada, lo que ayuda a reducir el colesterol malo (LDL) y a aumentar el bueno (HDL). Además, contiene ácido linoleico conjugado (CLA), un tipo de grasa que tiene efectos anticancerígenos y antiinflamatorios.
  • Es rica en vitaminas del grupo B, especialmente B1, B2, B3, B6 y B12. Estas vitaminas intervienen en el metabolismo energético, el funcionamiento del sistema nervioso, la formación de glóbulos rojos y la síntesis de ADN.
  • Es una buena fuente de minerales como el fósforo, el potasio, el magnesio, el zinc y el selenio. Estos minerales contribuyen al mantenimiento de los huesos, los músculos, el sistema inmunitario y la función tiroidea.
  • Es rica en colágeno y elastina, dos proteínas que forman parte del tejido conectivo y que aportan elasticidad y resistencia a la piel, las articulaciones y los vasos sanguíneos.

¿Qué beneficios tiene la carne de pollo para la salud?

  • La carne de pollo tiene muchos beneficios para la salud, siempre que se consuma con moderación y dentro de una dieta equilibrada y variada.
  • Algunos de estos beneficios son:

  • Ayuda a prevenir y combatir la anemia, gracias a su contenido en hierro y vitaminas del grupo B, que favorecen la producción de hemoglobina y el transporte de oxígeno a las células.
  • Favorece el desarrollo muscular y la recuperación tras el ejercicio físico, debido a su aporte de proteínas de calidad y aminoácidos esenciales.
  • Fortalece el sistema inmunitario y previene las infecciones, gracias a su contenido en zinc y selenio, que actúan como antioxidantes y estimulan las defensas naturales del organismo.
  • Mejora el estado de ánimo y el rendimiento cognitivo, debido a su contenido en triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina, un neurotransmisor relacionado con el bienestar emocional y la regulación del sueño.
  • Regula el colesterol y previene las enfermedades cardiovasculares, gracias a su bajo contenido en grasa saturada y su alto contenido en grasa insaturada y CLA, que mejoran el perfil lipídico y evitan la formación de placas de ateroma en las arterias.

¿Cómo se debe consumir la carne de pollo?

  • La carne de pollo se puede consumir de muchas formas diferentes, según el gusto y la preferencia de cada uno.
  • Sin embargo, hay algunas recomendaciones generales que se deben tener en cuenta para aprovechar al máximo sus propiedades y beneficios:

  • Elegir preferentemente las partes más magras del pollo, como la pechuga o el muslo sin piel.
  • Evitar las preparaciones culinarias que impliquen un exceso de grasa o calorías, como los rebozados, los empanados o las frituras.
  • Optar por métodos de cocción más saludables, como la plancha, el horno, el vapor o el microondas.
  • Acompañar la carne de pollo con verduras, ensaladas o cereales integrales, para obtener una comida completa y equilibrada.
  • Consumir la carne de pollo con moderación, alternándola con otras fuentes de proteína animal o vegetal.
  • Conservar la carne de pollo adecuadamente en el frigorífico o en el congelador, evitando romper la cadena del frío y respetando las fechas de caducidad.
  • Cocinar la carne de pollo hasta que esté bien hecha por dentro y por fuera, evitando el consumo de carne cruda o poco hecha que pueda contener bacterias peligrosas

Alicia

Me gusta cocinar platos sencillos, recetas de mi madre, propuestas fáciles que en casa tomen con alegría. Un domingo de invierno sin hornear pan y magdalenas, no es domingo para mi, me relaja, además mis niños lo disfrutan después.

Te pueden interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir